Celos

.

Los celos han sido caldo de grandes argumentos en el mundo de la literatura y el cine.

Grandes amores, posesivos, a veces enfermizos y con finales dramáticos incluso.

El mundo de los celos está relativamente normalizado. Sin embargo, vivirlos puede ser realmente agobiante y perjudicial para la persona y su entorno.

¿En qué consisten los celos?

Es un estado emocional ansioso, que se caracteriza por el miedo a perder lo que se considera que se posee o se debería poseer.

En el ámbito sentimental, entendemos los celos como ese sentimiento confuso, paralizador y obsesivo que nos produce el temor a que la persona, en quien hemos depositado nuestro amor y confianza, pueda preferir a otra persona en lugar de nosotros.

Hay muchas personas que se reafirman en los celos diciendo cosas del tipo: “Tengo celos porque te quiero mucho”. Sin embargo, eso no es sano. Los celos pueden hacer que nos convirtamos en personas obsesivas, que perdamos el control de nuestra cabeza y nuestro raciocinio adulto.

Psicólogo Segovia

¿Cómo suelen ser las personas celosas?

Podemos encontrarnos con personas relativamente celosas, dentro de una normalidad. Como, por ejemplo, si le guiñan el ojo a tu pareja que no te haga gracia, pero que de ahí no pasa.

Pero las personas muy celosas (ya hablando a un nivel más patológico) son frecuentemente apasionadas, ansiosas, un poco sadomasoquistas y proyectan en su entorno sus propias tendencias a la infidelidad.

El celoso va a exigir a la pareja todos los detalles de la supuesta infidelidad y en su mente se van a mezclar sentimientos de ridículo, de estar en boca de todos, de abandono, de inseguridad, de venganza….

Todo esto, pone entre la espada y la pared al otro, que en realidad no ha hecho nada.

Se siente mucha impotencia conviviendo con un celoso/a.

También, cuando surge el miedo a la separación, éste miedo se manifiesta en forma de celos, de persecución al otro en su hipotética infidelidad, controlándole. Acusando de cosas que puede que ni hayan ocurrido. Pero todo eso es MIEDO.

Los celos son lo opuesto a la confianza.

Esta persecución dentro de la pareja a través de los celos puede ser desde algo relativamente liviano (¡aunque siempre incómodo!) hasta llegar a las peores consecuencias, como vemos desgraciadamente en los telediarios.

Psicólogo Segovia

¿Con qué tipos de celos podemos encontrarnos?

  • Celos en la pareja: son los más característicos.
  • Celos infantiles: celos del padre, de la madre, por el nacimiento de un bebé, etc.
  • Celos en la relación de amigos: Aunque menos habitual. Celos de que ésta sea más guapa, de que éste tenga una casa más grande,…pero normalmente no generan grandes problemas ni acaban en tragedia.
  • Celos profesionales: Temor a que otros nos adelanten profesionalmente. Lo sufren principalmente personas desconfiadas y muy competitivas. Esto hará que escondan información a otras personas, que entorpezcan el trabajo. Es realidad, estos celos laborales son fruto de una falsa autoestima, que disfrazarán de auto-suficiencia.

Psicólogo Segovia

¿Dónde está el origen de los celos?

Habría que indagar mucho en la historia de cada persona, pero está claro que, lejos de lo que nos puedan decir las canciones románticas o las películas de cine, los celos no son producto de un gran amor.

Más bien, tienen que ver con la necesidad de control y posesión del otro, con inseguridades propias, envidia hacia la mayor vida social del otro, etc.

Ya en un nivel más profundo, nos encontramos la mayor parte de las veces con que los celos pueden venir de la más tierna infancia, por temas internos que solucionar.

  • Por ejemplo: Cuando había preferencias por alguien de la familia, por el hermano mayor por ejemplo, a quien se le auguran grandes éxitos, o se destacan todas sus virtudes.

¿Qué ocurre? Que si esa herida está sin curar, puede que de mayor tema a que prefieran a otro antes que a mí. Es muy posible entonces que me convierta en una persona celosa, envidiosa y un poco resentida.

  • Por ejemplo: Cuando he tenido un hermano pequeño (o un hermano gemelo) puedo haber sentido de niño que no he recibido toda la atención que necesitaba y, al final, en mi vida adulta, temo sentirme abandonado como entonces y que prefieran a otro por mí.

Estos miedos son muy profundos e INCONSCIENTES y están guiando tu vida adulta actual sin que lo sepas.

Psicólogo Segovia

¿Qué hacer si sentimos celos de nuestra pareja?

  1. No dejemos que los celos entren en nuestra relación y se camuflen de sentimientos normales que muestran amor, porque eso no es amor.
  2. Hablarlo abiertamente para ver si está siendo un problema en la pareja.
  3. Hablemos con nuestra pareja cuanto haga falta, aunque sin someterla a una presión excesiva, y con ánimo de solucionar las cosas. Se trata de no exigir por un lado y calmar por otro.
  4. Expresar también cómo nos sentimos cuando el otro desconfía.
  5. Trabajar la seguridad y la confianza en uno mismo.
  6. Ser honestos y ponerte en manos de profesionales si sientes que tus celos están afectando a la relación.
  7. Y, si hay una situación real de celos, hablar las cosas abiertamente con la pareja.

Psicólogo Segovia

Entrevista en Radio Internacional (5/10/16)

El pasado día 5 de octubre, hablamos en el programa “Victoria Station” sobre este tema.

¿Quieres saber más sobre los celos? Aquí podrás escuchar la entrevista:

 

¿Eres celoso/a? ¿Padeces los efectos de los celos?

Si estás atravesando un momento difícil por culpa de los celos, ponte a trabajar en ello ¡YA!.

No permitas que los celos destruyan tu vida.

Puedes contactar conmigo AQUÍ y hablamos del tema.

Mientras tanto, aquí te dejo un interesante artículo sobre cómo gestionar los celos entre niños: Aprende a gestionar los celos entre hermanos desde que son pequeños.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Celos, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Madrid y Segovia

Trabajo tanto en San Ildefonso como en Madrid

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

Teléfono (requerido)

Tu Mensaje

captcha